Escribiendo videojuegos

deadlight-frikarteUna vez que terminé el guión de Deadlight, existió cierto interés dentro de la industria para que verbalizara cómo había resultado el proceso de escritura de un videojuego. El trabajo de un “escritor profesional” dentro de un estudio no es habitual en España. Por dos razones. La primera, porque los proyectos suelen ser pequeños y no necesitan de esta figura. Y la segunda, porque si no son pequeños, usualmente, son los propios desarrolladores los que escriben aquello que sea necesario para contar su historia. Lo importante, se dicen, no es aturdir al jugador con palabras sino con diversión: la jugabilidad prima sobre cualquier otro aspecto. Ésta no es una afirmación novedosa ni falsa. Es de una abrumadora certeza. Los impacientes jugadores lo sabemos cuando evitamos la intro de cualquier juego para  entregarnos a la diversión inmediata.

Con la evolución de las videoconsolas, la madurez de los jugadores y la mayor proximidad al lenguaje fílmico de las nuevas propuestas, la tendencia fuera de España está cambiando. En Estados Unidos ya es habitual contar en el estudio con algún guionista made in Hollywood. Aquí, poco a poco, vamos evolucionando a esta figura de “escritor de videojuegos”. Mi caso es un ejemplo. Desde entonces, continúo colaborando con algunos desarrolladores de la industria y, aunque puedo terminar devorado por las “sombras” de Deadlight, pretendo seguir labrándome un futuro dentro del sector.

53

Pero volviendo al tema del que se ocupa este post, a pesar de ser cierta dicha afirmación de que la jugabilidad prima sobre cualquier otro aspecto del juego (historia, diseño artístico, audio…), a veces, enfrentarse a ella supone un frustrante muro que entorpece la labor de un escritor convencional. Durante mi adaptación a Tequila Works, aprendí mucho y al mismo tiempo sufrí algunas decepciones. Es por esto que Gamikia -web con acento español dedicada a los videojuegos- quiso conocer de mi puño y letra la experiencia. El resultado, en el siguiente artículo:

“Que un escritor hable del proceso de escribir puede convertirse en un acto suicida. Pero que un escritor hable del proceso de escribir un videojuego, sin dudarlo, es un suicidio en toda regla. Siempre hay tiempo para hacer desaparecer la magia. Para hablar de estructuras, tramas y de recursos lingüísticos. Todos sabemos escribir. Todos podemos hacerlo. Todos podemos comprarnos un manual y aprender. O eso creemos. Así que me limitaré a hablar de mi breve pero intensa experiencia en este universo de la escritura de videojuegos.

Durante los dos últimos años he sido un afortunado. Para toda la gente que tenía a mi alrededor, sobre todo mis amigos, mi ocupación era un sueño hecho realidad. Muchos de ellos, grandes jugones, cuando eran niños y adolescentes soñaban con tener un trabajo así. Me dedicaba al proceso de crear un videojuego. Estaba inmerso plenamente en su impulso creativo y me enfrentaba a diario con su escritura. Personalmente, trabajar para Tequila Works en el desarrollo de Deadlight ha supuesto un reto en mi carrera. Hasta ese momento me había enfrentado a guiones audiovisuales, narrativa breve y, en mayor medida, a la escritura de textos teatrales. Como sabemos, y más en la actualidad, la cultura en nuestro país es un acto minoritario y casi subversivo. Por primera vez tenía la oportunidad de enfrentarme a un medio puramente contemporáneo y masivo. Y no iba a dejarla pasar…”

El resto del artículo puede leerse en la web original. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s